domingo, 28 de noviembre de 2010

La cosa está muy malita

Harto de la hipoteca, de las facturas, de pasar manutenciones a desconocidos, de una vida que cada vez le cobraba más interés, se tiró desde el balcón del primer piso el mismo día del deshaucio.
La caída no tuvo mucha gravedad.

1 comentario:

Feliz dijo...

La cosa está muy mal para mucha gente por desgracia, pero nadie tiene ganas de morir (por lo q veo, afortunadamente claro. Saludos cordiales.