lunes, 1 de agosto de 2011

Antes de lo que fue después

Ahora me ves aquí sentado,
pero hubo un tiempo en que temblaba el mundo
entre mis dedos
y la luz me llamaba de usted y el sol
me cedía el paso.
Apenas tienes recuerdos de ese yo,
tú me has vivido más tarde,
en la época del trueno y el letargo,
de salir al partido
a firmar el empate.

Pero estaría bien que alguna noche
pudieras acompañarme a ese cuándo,
tan lejos que está aquí al lado,
llenar de tiempo las maletas
y largarnos
sin pensar en nada más
a aquel vértigo tranquilo
que me invadía entonces.

Te enseñaría el sauce viejo que se asomaba
al filo del acantilado,
y verías el viento llevarse las hojas
de los calendarios hasta el mar,
y a las olas deshacerlas y mezclarlas con el agua.
Tal vez aún encontremos la estación
donde perdía las horas
y los trenes
sembrando de arañazos mis rodillas,
y es posible
que exista todavía
el camino que llevaba a aquella cala
donde se aparecía la noche
a invitarme a la vida.

Podríamos ir a aquella orilla,
esperar a que baje la luna
o suba tu falda
(perdón por el pleonasmo),
y leer sin prisa en la arena
las primeras palabras
de una página
con todo un libro por delante.

4 comentarios:

Aurora dijo...

Nostálgicos versos. Ahondan en un pasado de hace poco, cuando aún parecían arder en él la inquietud, la ilusión y el arrojo.
Muy hermoso Ismael.
Feliz semana, un abrazo.

Simplemente Mirella dijo...

La vida es tan corta...todo lo que ha de llegar..llega, pero vale la pena cuando la vida ha sido igual de plena como la describes...retrocederla? no creo que eso deba suceder, porque lo vivido ya fue en un mundo que sucedió antes de lo que fue después...
Me encantó..

avillarin7 dijo...

Unos versos profundos que te llevan a otro tiempo en el que los Diosos te envidiaban.
En mi opinión,las huellas de la arena en el mar se desvanecen y no se puede volver tras ellas, pero se puede seguir andando hacia el mismo camino.

Besos

Mery Larrinua dijo...

Versos con mensajes de una etapa dura, nostalgia de un recuerdo.
un abrazo