sábado, 12 de noviembre de 2011

Silogismo del insomnio


Como siempre es distinto
nunca es lo mismo,
y yo, adicto al Prozac
de tus caderas,
con el peso de la carga
de un exconvicto
condenado
por robar la primavera,
te dibujo en el aire
con cada ausencia.
Como nunca es lo mismo
siempre es distinto,
y tú, asesinando mi resistencia
desnudas un silogismo
liberando botones de la camisa.
Con las yemas de los dedos
saco punta al pezón de tus premisas
y concluyo derramándome en tu abismo
cuando ni quiero ni puedo
decir que no.
Y siempre es como nunca,
lo mismo pero distinto.

5 comentarios:

Garcibáñez dijo...

Así es
es así.

Me ha gustado :)

Un saludo

Tony.

Paloma Hidalgo dijo...

Ah! el amor y sus contrasentidos...eróticos en este caso...

Un saludo

Martha Cecilia Cedeño Pérez dijo...

Gracias por pasarte por mis palabras... y por mostrarnos las tuyas.
Un abrazo

Mayte_DALIANEGRA dijo...

Desde luego que puede que siempre sea lo mismo, pero tu poema lo narra de forma muy distinta a como suele verse habitualmente: con una mixtura entre lo sensual y lo cotidiano que le confiere un aire muy actual, muy moderno, diferente.

Un beso y muy feliz semana, Poeta.

Aurora dijo...

Sabes ser sensual y sexual hasta el límite sin ni siquiera mojarte.
Me ha gustado mucho tu poema, en el que lo mismo es tan distinto.
Un abrazo, pasa feliz viernes.