viernes, 10 de febrero de 2012

Murgas de carnaval


Urdangarines y Fabras,
abracadabra,
desaparece el dinero.
Cuánto marido de cabra,
qué abrevadero.
Y el parado bajo el puente
por insolvente,
para quitarse el sombrero.
Saben que no habrá otro gallo
que les escupa el gargallo
que se merecen,
por eso buscan enanos
atados de pies y manos,
porque no crecen.
Y mientras tanto al paisano
le preocupa más Cristiano
que su trabajo.
Visto así ya no me extraña
que lo que llaman España
vaya al carajo.
No salgamos a la calle,
ojo al detalle,
a tomar lo que nos quitan,
mejor la siesta.
A no ser, dios lo permita,
que marque Iniesta.

8 comentarios:

Paloma Hidalgo dijo...

Qué colección de lastres patrios!!! genial tu murga, me gusta.

Un saludo

Gladys dijo...

Un gran y hermoso poema amigo que bien dices las cosas haciendo que suenen muy bien tus palabras hermosa forma de escribir me gusto mucho con pocas palabras dices mucho.

Un gran abrazo feliz fin de semana.

Begoña dijo...

Muy bueno...aunque a mí lo que me queda en los labios es una sonrisa un poco amarga...qué pena de país.

Besitos

Mery Larrinua dijo...

Muy buena composicion Ismael!!!
eres un artista de la palabra!
un beso

Simplemente Mirella dijo...

encantada de leer tus soliloquios medio loquios pero buenoss...muaaa

RAFAEL H. LIZARAZO dijo...

Hola, Ismael:

No están los días pa'carnaval cuando las cosas andan tan mal, aunque de pronto se arma la fiesta con un golazo que marque Iniesta.

Abrazos.

Lola dijo...

Hola Ismael, las murgas son la viva imagen de cómo está el país, todos estamos mal, pero que no falte el buen humor, es lo único que nos queda. Una entrada genial. Un abrazo.

Aurora dijo...

Muy bien dicho Ismael, tienes razón en todas las cosas q dices, una a una.
Este país es de pandereta, siempre lo ha sido y creo q, por desgracia, lo seguirá siendo.
Gracias por ser, además de muy buen poeta, muy ameno, y arrancarnos una sonrisa, ahora q tanto cuesta.
Un fuerte abrazo, pasa feliz fin de semana.