viernes, 16 de agosto de 2013

En guerra contra el tiempo






Útero y ataúd suman lo mismo,
un tránsito con menos fe que dudas,
sin Cristos, sin Mahomas y sin Budas
que esperen en el borde del abismo.

Cincélame en la piel tu catecismo,
las palmas de mis manos nacen viudas
si no rozan la espalda que desnudas,
si no curas mis labios de su autismo.

Queda menos, lo sé, y no hay manera
de desmontarle al tiempo su coartada
y regresar al punto de partida.

Pero aún bajan tus pies por mi escalera
y vienes, sorteando su emboscada,
a hilvanar las orillas de mi herida.

9 comentarios:

Innombrable dijo...

ucchhhhhhhhhhhh
creo que la ausencia de algún tiempo por el blog te ha dado esa vitamina necesaria para lanzar esta joya poetica...
cuantas imagenes me has hecho ver amigo.
excelente
un abrazo
carlos

Misterio dijo...

Es buenísimo tu poema, me ha encantado...

"sino curas mis labios de su autismo..." Es soberbia esta frase.

Un beso grande.

Lola dijo...

Siempre es bueno alejarse de encuentros no realizados para poder ver la pespectiva de lo que quisimos pero no llego a buen término,ahora la claridad es más al igual que la ausencia y el no me olvides. Lindo poema el tuyo Ismael. Un saludo.

Mari Carmen Navarro Ruiz dijo...

Qué soneto tan precioso, sin ornatos innecesarios, contenido, emotivo, al borde del precipicio del sufrimiento amoroso, en el precipicio mismo. Genial. Enhorabuena, colega. Te estaré vigilando. Besos

Ame Pure dijo...

Preciosa ofrenda a aquel que no da tregua en esta batalla que es la vida...

Un lujo leerte ;-)

Bsazo!

Florencia Lema dijo...

Que tal?, Queria agradecerte por pasar en mi blog. Me encuentro con un blog con muy buenos textos. Felicitaciones y una nueva seguidora se suma a este espacio.

Saludos

RAFAEL H. LIZARAZO dijo...

Magistralmente has descrito, en tu bello soneto, el paso inexorable del tiempo.

Un abrazo.

Leticia dijo...

Ismael, en la escalera que sube al cielo, a veces baja "el deseo", trae el fuego de volver al comienzo, a pesar de todo.
Hoy se ha vuelto un poema lapidario. Un saludo cariñoso poeta.

Gala dijo...

Despues de un tiempo sin escribir, esta te ha salido bordada.
Cómo puedes privarnos de estas letras?
Esa plenitud en tus manos, esa esencia de catecismos,desmontando coartadas y comenzando desde cero, bordando los descosidos de las heridas... no podrías haberlo dicho de manera más elegante y más bonita.

Besitos, mediterráneos.