sábado, 8 de marzo de 2014

O tal vez no

Sé por duelo de contrarios
que la belleza existe
y que a veces la risa
humedece los labios,
que las cenizas albergan
los sueños incumplidos
y que al final de la orilla
no hay otro lado.
Sé que afuera hace frío,
que la página muda
tiene fobia a mancharse,
que sigo jugando
pero ya he perdido,
que aún recuerdo el sitio
pero olvidé el camino.
Que te quiero hebra a hebra
herida a herida,
que aunque sigo marchándome
aún no me he ido
y que el amanecer reparte
punto suspensivos.
Sé que la guerra no acaba,
quizás no tuvo principio,
tal vez los relojes nacen sin horas
y el vacío es eterno.
Y sé que, cuando se bajan las barreras
a la frontera de mi boca
traes azúcar de estraperlo.

12 comentarios:

Carmen Silza dijo...

Si, la belleza existe, pero no la belleza que fácilmente se ve,esa que es efímera
La verdadera belleza es eterna.Precioso este poema
Un abrazo Ismael, y gracias por tu huella.

BEATRIZ dijo...

Esto es más que puntos suspensivos...en el amanecer de este sábado que llego hasta tu orilla, recojo gránulos de azúcar de entre el ácido de limón que corroe a veces, y qué dulce es lo dulce.
Nada de perder antes de acabar el juego!

Saludos y gracias por el enlace.

Beatriz.

taty dijo...

Es mi turno ahora, con este sombrero rebelde que no quiere saber nada de cabezas!

Me han gustado mucho los poemas que he leído, en particular 'el marido de la peluquera', tiene unas imágenes muy completas y un ritmo vertiginoso.

'Después' tiene una ternura innegable y contagiosa.

'En qué idioma come el otro', ésa es la pregunta del millón que nos estamos haciendo en un país y otro, creo que muchos estamos hartos de la manipulación de unos pocos.

Gracias por pasar por mi blog, estoy encantada de haber encontrado el tuyo y por acá me quedo.

Saludos!

Fina Tizón dijo...

Nadie sabe que sucederá mañana, por eso mismo, bien están esos puntos suspensivos... Yo los llamo: ESPERANZA.

Un abrazo, Ismael.

Fina

Mª Carmen dijo...

Precioso poema.Un placer visitarte.Feliz finde.Abrazos.

Micaela dijo...

Hola Ismael,

Un maravilloso poema con tono melancólico. Nos queda vivir el presente, el día a día, desmenuzar las horas, los minutos y encontrar esos instantes de belleza y paz. Un abrazo.

Solaire Requena dijo...

me encanto tu poema me dice tanto, me inspira :)
Saludos

RECOMENZAR dijo...

cuanto encanto tiene tu texto

Solaire Requena dijo...

Es solo leerte para inspirarme
Um beso grande :)

Ginebra Peñalver dijo...

Mas...sólo sé de aquello que siento, y siento que te quiero...te quiero merodeando despacito por éste nuestro camino al que abrazarse cada momento, sintiendo...

Letras que inspiran, precioso poema...

Un placer visitarte ;-)

Bsos!

Fanny Sinrima dijo...

Ismael no conocía tu blog y quedo encantada "hebra a hebra" (una expresión fantástica que tomo prestada de tu poema)

Me gustan tus versos y cómo tienes organizado tu blog, así que me quedaré seguidora para que me llegue lo nuevo que vayas publicando.

Un afectuoso saludo.

Cristina dijo...

Siempre llega una mano
que más tarde con otra mano
se mezclan unidas,
hasta comprobar que el deseo del corazón
es sólo un abrazo del más puro milagro.

Feliz fin de semana!!!
Besos.
http://sombriabelleza.blogspot.com/