viernes, 24 de julio de 2015

Soy único

No tengo nada fuera de lo común.
Habito un cuerpo abstracto
de los que no provocan envidia ni admiración.
Tengo los ojos cansados
y azules-eso sí-, pero como muchos otros.
Duermo poco y sueño en proporción
a lo que duermo, nada extraordinario.
Físicamente lidio con más achaques que proezas,
luzco más heridas que cicatrices,
soy ,
en el sentido más descriptivo de la palabra, vulgar.
Tampoco destaco por mi inteligencia.
Supongo que si hubiera que salvar a cien humanos
de la extinción
y trasladarlos a otro lugar para que continuara la especie,
tal vez me llamarían para cargar con sus maletas.
Desconozco el peso atómico del litio,
no estoy muy puesto en quásares, en púlsares ni en vórtices,
soy incapaz de explicar la mitosis celular
o por qué se enciende la luz al pulsar un interruptor.
Políticamente me gusta pensar que soy de izquierdas
y que es cierto, como tantos otros,
en un mundo en el que la opinión solo sirve
para cavar trincheras.
Creo en el más allá más por necesidad que por convicción,
pero no creo en las religiones.
Pienso que dos personas son tres verdades
o tres mentiras.
No soy hipster, ni nerd, ni pijo ni progre
ni necesito abrirme agujeros ni marcarme la piel
para distinguirme de nada
y, también como a tantos otros, me da igual que otros lo hagan.
Supongo que soy simple
con todas las complicaciones que ello conlleva.
Eso sí, lo suficientemente raro
como para escribirte un poema de amor
sin casi mencionarte,
porque lo que me hace único,
lo que me diferencia de todos,
eres tú.

5 comentarios:

Micaela dijo...

Ismael, cada uno de nosotros somos pequeñas joyas, seres muy especiales y distintos uno del otro. Un fuerte abrazo.

De barro y luz dijo...

Vamos...que eres normal a los ojos de los ciegos. Pero...no conocer el peso atómico del Litio.... 6,941 hombreeee


Abzo

Marinel dijo...

Pues me parece que tu vulgaridad es a ojos vista, algo fuera de lo común, porque en ella, llevas grabada la sensibilidad y eso pesa mucho más que cualquier otro peso de los que la mayoría ignoramos su valor.
:)
Mucho sin pasar por aquí y me alegro mucho de haberlo hecho.
De una mujer sencilla a un hombre corriente, mi felicitación por esta entrada.
Un beso.

Loli Salvador dijo...

Hola Ismael, después de bastante tiempo, vengo a leer tu entrada y no me ha sorprendido tu sencillez, pues así has sido siempre. Gracias por estar siempre ahí, acompañando y regalando buenos ratos con tu escritura, y más con esa definición que dice tanto de ti.
Un fuerte abrazo, mucha suerte y feliz 2016

Estelas de vida. dijo...

Una persona vulgar, como yo la entiendo, no puede sentir y escribir como tú, dichosa la destinataria de tus sentimientos, no sé si sabrá apreciarlos en todo lo que valen, pero tú eres especial. Abrazos.