lunes, 14 de agosto de 2017

ACTA DE CONTRICIÓN



Todo el mundo cree saber de todo,
todos pretenden algo.
El tiempo enseña que nada es eterno,
la escuela enseña a separar según un concepto de inteligencia subjetivo,
la universidad enseña que el segundo es un perdedor,
el comunismo enseña que el hombre es un lobo,
el capitalismo enseña que manda el dinero,
el liberalismo enseña que el pobre es un vago,
los gobiernos enseñan a callar en muchas lenguas,
el trabajo enseña que el compañero es el enemigo,
la opinión enseña que opinar molesta,
el arte enseña que quizá haya esperanza,
la guitarra enseña que el fa mayor es el acorde difícil,
el hambre enseña a salpimentar la dignidad,
la policía te enseña quién le paga,
la religión te enseña que la estupidez es una y trina,
el periodismo enseña quién patrocina la verdad,
la guerra enseña que el hombre no aprende,
la vejez enseña que el tiempo es breve,
los poetas modernos enseñan que la rima es vulgar.
Visto lo visto el que firma este acta
prefiere declararse autodidacta.

3 comentarios:

Rafael Humberto Lizarazo dijo...

Concuerdo contigo, Ismael, preferiblemente ser autodidacta... con tantos absurdos, mejor de esta manera simple.

Todo lo dicho es verdad certera.

Abrazos.

Anónimo dijo...

Cada vez mas esta vida se convierte en un absurdo,,,,excepto por las mentes pensantes

Saludos

Divagaciones

Mª Carmen dijo...

Toda la razón amigo, el mundo cada día más absurdo e inhóspito. Me uno a tu decisión. Un abrazo.