lunes, 6 de agosto de 2012

Imperativo súplica

Miénteme despacio que tengo prisa.
Dime, por ejemplo, que el final
es el origen de otra historia que corrige
los errores de la anterior,
que el tiempo no deja cicatriz en la memoria.
Quédate aquí,
cosida a mi cintura,
en el espacio ingrávido
donde amarillean los diccionarios y pierden
su sentido los adverbios de tiempo.
Dime que, aunque a tres metros de nosotros,
contra el cristal de la ventana
el mundo llueva su desastre,
tú bordarás unos labios a la noche,
y que siempre,
una gota del zumo de tu risa
limpiará las sábanas de mis fantasmas.


                                                  Zerép Leamsi

16 comentarios:

Aurora dijo...

Supongo q es necesario q "nos mientan despacio..." Porque si lo hacen tan deprisa nos atragantan.
La situación q vivimos es dramática, tan dramática, que ni tan siquiera unas gotas de zumo de la risa son capaces de liberarnos de tan temibles fantasmas amigo.
Un abrazo.
Feliz semana.

Anna Soler dijo...

Que bello, me ha encantado.
Un beso

Lichazul dijo...

somos seres mentirosos ,y a todos nos gusta de vez en cuando que lo hagan despacito así saboreamos la ilusión un rato más antes de ser devorados por la insufrible realidad

un abrazo

Lore dijo...

Me he quedado atrapada en este bello poema, cosida a tu cintura, en el espacio ingrávido, donde amarillean los diccionarios....

Bellísimo Ismael.

Un beso.

María dijo...

Y tú has bordado unos versos hilvanados con sensibilidad.

Un beso.

Lyliam dijo...

Me encantó poeta, una hermosa tristeza cosida a la cintura, un poema bello amigo Ismael, que placer venir a visitarte, mis abrazos.

Marinel dijo...

Cuán necesario se nos hace la mentira piadosa,dúctil y embriagadora desde unos labios que amamos.
Ahora y siempre,pero ahora más que nunca.
Espero.
Precioso poema.
Besos.

Gala dijo...

Has tardado demasiado tiempo en regalarnos estas tus palabras mágicas.
Me encantan cada una de las frases. Esa capacidad de decir todo en bellas metáforas.
Gracias por este poema que nos traes hoy, desde luego es una joya literaria.

Besitos mediterráneos.

Alma Mateos Taborda dijo...

Excelente poema. Un lujo leerte. Un abrazo.

Hulna dijo...

Hola, Ismael. Me alegra haber dado con tu blog. Tu poesía me gusta y me llama la atención que usemos "palabros" similares. Los "fantasmas" son un elemento muy recurrente también en mis poemas.
Que me gusta... y que seguiré visitándote, ea! :)

Lola dijo...

Hola Ismael, son bellas palabras que atrapan los sentidos, y nos dejan atrapados en ellos. Preciosa entrada. Un abrazo.

Gladys dijo...

Un poema impresionante, grávido y muy suplicante, que hermosas metáforas amigo en el amor no deberían existir mentiras, ni aunque las digan muy despacio duelen igual, un poema bellisimo profundas palabras del alma.
Un abrazo grande que tengas un hermoso fin de semana querido amigo.

MAR dijo...

Una belleza que espero para todos sea una realidad.
Mis cariños para ti.
mar

PiliMªPILAR dijo...

Las mentiras, los fantasmas y las verdades merodean peligrosamente nuestro entorno. El arte estriba en saber discernirlos.
De lo poco realmente bueno, además de hermoso, que he encontrado por el vasto panorama blogguero, con 'intención' poética.
Que los labios rezumen rocío y gotas felices, ¡ay!, qué bonito,
Ismael, Leasmi.
Un fuerte abrazo

Diana Ƹ̴Ӂ̴Ʒ dijo...

Por más que supliquemos cuando el destino ya parece marcado, nada lo puede cambiar, pero aún así el corazón no se resigna.

Bellas letras!

Abrazos alados, Ismael.

Begoña dijo...

Que preciosidad de poema...
Sí, que el final de cada historia sea el origen de una nueva en la que no cometamos los mismos errores.

Un besazo